CRÍTICA: FOEHN – GRIND COMMUNION (2011)

Foehn - Grind Communion
Foehn - Grind Communion

FOEHN nos trajeron en el 2011, su disco de debut Grind Communion, un atípico grindcore directamente desde la huertica murciana. La razón por la que desempolvamos su álbum se debe a que tras unos años de descanso, Foehn se han reactivado y están currándoselo a tope, preparando en breve su segundo ataque a nuestros castigados oídos.

De hecho, van a participar en el cercano Spain Grind Fest, que será el próximo 17 de Diciembre en Alicante, junto a grupos tan establecidos en el género como Looking For An Answer, Mixomatosis o Disturbance Project.

A pesar de que la producción es 100% casera, cortesía del guitarrista Miguel Reina, este Grind Communion tiene muy buen sonido. Fohen tiene cuatro componentes bien conocidos en la escena de Murcia: César a las voces (Carolanne, Dyspraxia, Impacto Fecal), Miguel como guitarrista (Exquisite Pus), Ayala al bajo (Dyspraxia, Impacto Fecal), y El Jevi ocupando la batería (Muerte Por Mil Cortes, Virtual). Incluso cuentan con colaboraciones especiales de nuestro internacionalmente conocido Achokarlos.

Volviendo a este estupendo Grind Communion, contiene diez cortes que no llegan a los veinte minutos, haciendo que se escuche entero sin que apenas te des cuenta, y le vuelvas a dar al replay una y otra vez. Comienza con una especie de intro instrumental, Grind Communion. en la que la participación de Achokarlos deja claro el porqué de su reconocimiento. Continua Global Zombification, con unos riffs iniciales que recuerdan a Exhumed, y que sirven como entradilla perfecta para la polifacética voz de César y los blast beats de El Jevi.

Gas Transparent Room contiene unos riffs y un juego a dos voces que me apuesto lo que sea a que es un homenaje a la época grindcore de Carcass. New World tiene mucho groove y blast beats a saco, dejando a un lado el inquietante principio. Las voces en plan soprano que aparecen en el estribillo seguro que van a descolocar a más de uno. La posterior Forgotten Remains tiene incluso partes slam con la obligatoria voz de cochinillo.

Vais a arquear una ceja con el principio y los intervalos funky de Naked. En Debt Of Blood, El Jevi se luce con un gravity blast cerca del final. Disturbed Dreams es un buen ejemplo del dominio de las voces de César. A continuación, en la variada Hate, volvemos a tener partes lentas, partes frenéticas e incluso trozos slam, que quedan estupendamente.

Cuando os va a explotar la cabeza del todo va a ser al llegar a la última canción, la divertidísima Smells Like Grind Spirit. El que al menos no sonría escuchándola es que está muerto por dentro. Y sí, es una versión grindcore de Smells Like Teen Spirit de Nirvana. Me gustaría saber qué opinaría Kurt Cobain, dejando a un lado los incesantes blast beats, sobre el estribillo con gravity blast y voces tanto ultra guturales como de cochinillo incluidas.

Es un placer escuchar este Grind Communion, hay que reconocer el gran trabajo que ha hecho Foehn al completo. Si os gusta el grindcore, ni dudéis en haceros con él, y si no, dadle al menos una oportunidad. Sé que en relativamente poco tiempo aparecerá una nueva entrega musical de esta gente. Yo por lo menos estaré muy atento.

Tags from the story
,
Written By
More from Vermiis

CRÍTICA: MITHRAS – ON STRANGE LOOPS (2016)

MITHRAS seguramente sea el grupo más infravalorado e injustamente desconocido de la historia....
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.