CRÍTICA: DEFTONES – WHITE PONY (2000)

White Pony
White Pony

Hacía años que no escuchaba este disco. Lo recordaba como una joya y me lo sigue pareciendo. Cuando salió yo ya estaba un poco cansado de lo repetitivo que se había hecho la fórmula del Nu Metal y WHITE PONY vino como agua de Mayo. Al principio me dejó un poco frío: no tenía singles memorables, nada que fuera un hit directo (como ocurría con «7 Words» o «My Own Summer» de sus trabajos anteriores) y ni siquiera intentaban rapear. El gran acierto de DEFTONES fue crear un disco personal que se disfruta escuchándolo entero. Creo que debo dedicarle una reseña a WHITE PONY por todo lo que ha significado.

Para mí DEFTONES siempre fue el grupo «diferente» dentro del paquete del Nu Metal en el que los medios los promocionaban. Tenían una identidad propia, y si bien se parecía a lo que hacían bandas como KORN o LIMP BIZKIT, elaboraban un Metal que se acercaba más a otros terrenos. Contaban con un disco debut tremendo (ADRENALINE), con unas guitarras secas y demoledoras y la voz desgarrada de Chino Moreno. En su segundo trabajo (AROUND THE FUR) fue cuando se dieron a conocer al mundo y entraron en el club del Nu Metal.

Con WHITE PONY, su tercer álbum, se distancian de ese estilo para ofrecer un sonido con muchas más capas. Fue el primer disco en el que Frank Delgado, que aportaba sonidos y ambientes en sus anteriores discos, pasó a ser miembro oficial del grupo.

Las guitarras de 7 cuerdas de Stephen Carpenter siguen siendo contundentes, pero ya hay más acordes abiertos que quintas y más ritmos melódicos cargados de octavas con reverb para favorecer la melodía de la voz. El bajo de Chi Cheng (D.E.P.) sonaba sólido y sin florituras, añadiendo cimentación a las guitarras. Chino Moreno por su parte demostró lo que llevaba tiempo insinuando, que es un cantante con un talento tremendo. Si se requiere mete caña, pero en este disco estampa su sello personal y añade melodías nunca oídas. El trabajo sólido de Abe Cunningham en la batería me parece soberbio. De primeras parece que se limita a hacer algo sencillo, pero si prestas atención ves los rellenos y los detalles que mete, son tan sutiles que ni se notan. Hay que tener mucha clase para tocar así.

Deftones en White Pony
Deftones en White Pony

Como he dicho antes, es un disco para escucharlo entero, con las canciones perfectamente colocadas para que no suene repetitivo. Me ha pasado más de una vez que lo he estado escuchando más de 4 veces seguidas sin darme cuenta de lo fácil que entra. Pero si tuviera que hacer una selección de canciones, me quedaría con estas:

«Feiticeira» es la primera canción en la que ya encontramos ese cambio que he comentado. El ritmo de guitarra de armónicos muteados del comienzo tuvo que ser un dolor de cabeza para  Abe Cunningham, pero el batería demuestra su maestría entrando al ritmo y posteriormente llevándolo con ritmos entrecortados. Es un tema con cambios de versos lentos y estribillos fuertes, con voces distorsinadas.

«Digital Bath» parte de un ritmo tranquilo de estilo Trip Hop donde cobra protagonismo la batería con unos patrones de platos muy interesantes. Chino Moreno susurrando como mete a una mujer en una bañera para electrocutarla. El estribillo sube la intensidad y podemos escuchar la voz a pleno pulmón. Para la transición al puente, Moreno demuestra su talento elevando una octava por encima el estribillo en un grito sobrecogedor.

«Elite«. Las cosas se ponen serias con el tema más cañero del disco. Recuerda muchísimo a sus anteriores trabajos. Un aire más Nu Metal, guitarras de riffs graves y sincopados y voces a grito pelado.

«Street Carp«es la canción más corta del disco y el primer single que sacaron. De primeras no me convenció mucho. Sí, suena a DEFTONES, pero no sé, le falta la garra de sus anteriores discos. No es ni la más cañera de WHITE PONY, ni la más tranquila, es simplemente una muestra de por donde van a ir los tiros.

«Korea» rezuma mala leche. Una canción muy burra para lo que nos tienen acostumbrados, cosa que siempre se agradece. Guitarras densas como el plomo con estrofas contenidas que estallan en el estribillo. En el puente es donde desata la energía con un riff de guitarra que explota en un ritmo más grave y poderoso. Chino Moreno por su parte se deja la voz a cada palabra.

«Passenger» cuenta con la colaboración de Maynard James Keenan de TOOL. Esta canción fue la que más me ha ido gustando con el tiempo de todo WHITE PONY. Empieza de manera tranquila con voces y guitarras melódicas y un patrón de batería de lujo. Se relaja un poco antes del estribillo, pasando a un ritmo atmosférico. La canción en sí no tiene nada, 2 ritmos de guitarra, estrofa, estribillo y poco más. Y ahí se habría quedado si no es por el magnífico estribillo que el vocalista de TOOL se saca de la nada. Este hombre es un portento de la naturaleza, como ya ha demostrado con creces en todos los grupos a los que ha pertenecido.

«Change» se convirtió en la canción más conocida de WHITE PONY. Tiene un toque oscuro y enigmático, gracias a esos acordes limpios con octavas y esos sonidos atmosféricos. Chino Moreno vuelve a cantar susurrando. El estribillo cambia a un riff  monolítico y denso, conservando la melodía vocal de Moreno, que no grita en toda la canción. La seña de identidad de DEFTONES siempre ha sido hacer canciones con pocos ritmos diferentes y sencillos, como en «Change«, pero tienen ese «algo» que hace que sean canciones memorables pese a su secillez.

Como canción escondida dejaron un borrador de lo que más tarde sería un single inédito y se convertiría en un tema insignia de la banda: «Back To School«

Written By
More from Yesucore

CRÍTICA: METALLICA – HARDWIRED…TO SELF DESTRUCT (2016)

Es complicado ser objetivo con un grupo así de grande. Un grupo...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.