El abismo de la existencia humana: Reseña del nuevo álbum de Exit

 

En la actualidad, escuchar música es un océano de posibilidades. Vivimos sumergidos en una infinidad de opciones. Efectivamente, el internet nos ayuda encontrar nuevas propuestas, pero no somos capaces conocer todo; muchas veces pasamos de largo sin tener presente grandes grupos. Como ejemplo de esto, me he encontrado con un proyecto suizo de gran calidad; para nada es una nueva banda, sino un experimento escuadrón que comenzó su recorrido en 1995. Exit es una es una agrupación de thrash/ death melódico que ha sabido incorporar elementos de groove metal y metal core para así crear un sonido fresco y poderoso.  Hasta la fecha, tienen un de demo y cinco discos de estudio.

El 12 de junio de este año, Exit junto con Art Gate Records lanzaron su quinto álbum: Traces Of Human Existence.  Un material contundente con un sonido pesado, matizado con melodías modernas y una muy buena producción. El disco tiene una duración de 36: 06 minutos y está construido por 9 canciones.  

 

The power the hate the Greed

Un comienzo épico, guitarras elegantemente armonizadas sirven como preámbulo a una explosión. Un certero riff se impacta; la metralla comienza. La esencia thrash de Exit se exhibe en ataques veloces y mortales. Una voz cargada de agresión se compenetra con machacantes guitarras; asimismo, se desdobla en maneras más melódicas para acompañar los breaks al estilo metal core. Los riffs grandilocuentes vuelan como feroces aves que buscan una presa. Hasta aquí, un majuesto alpha del disco, que nos anuncia de lo que se trata este viaje sonoro.

Noun Of Our Bisness

Riffs bien delineados con golpes precios de batería nos arrojan a un abismo, en cual podemos sentir todo el vértigo de una caída a toda velocidad.  Momentos ciclópeos de agresión se fusionan con elementos contemporáneos muy melódicos.

The Final Youth

Emerge con guitarras más oscuras, algunas escalas cromáticas nos presentan pinceladas de un buen death metal. Los blast beats se abren paso como una aplanadora, pero las heroicas liras no se olvidan de seguir escribiendo momentos melódicos, que llevan la canción a instantes apoteósicos. Sin duda, uno de los temas más pesados y decisivos de este material.

Only Pain is real

La distorsión y las embestidas se detienen para ofrendarnos una melancólica introducción acústica. No obstante, la ofensiva se reanuda; las guitarras se dejan caer para llevarnos a un frenesí en el que el dolor nos muestra cómo se edifica el mundo. Soplos pegadizos se incrustan en el oído; sacuden los pensamientos al rugir de una voz que se desagarra en cada nota.

Born To Burn

La ferocidad se impacta desde los primeros segundos, pesados riffs destellan como afilados dientes de un lobo. Ciertamente, uno de los tracks más orientados al death metal y la agresividad más cruda. Aquí, la voz gruñe con más brutalidad para así unirse a salvajes riffs que oscilan entre el death core con algunos matices de Djent. En contexto con las otras pistas, podría parecer un tema alejado del sentido de todo el disco; sin embargo, este aullido es el símbolo de uno de los rasgos más culminantes de la existencia humana, la furia.

Miserable Life

No pierde la rapidez; se dejan ver elementos muy hardcore, matizados de las características melodías pegajosas que Exit nos ha mostrado a lo largo de este recorrido. Asimismo, hay instantes en los cuales la potencia baja para llevarnos entre claroscuros que desembocan en el desenfreno.

Empire

 Ciertamente, el existir del humano se construye de matices que exponen su ser ante el mundo, y así transcurre esta gran canción. Una apertura acústica con destellantes guitarras abre la puerta para que una bestia desencadene todo el poder del thrash metal. En una magna edificación de cambios, se presentan períodos serenos, pero que en segundos se quiebran ante inclementes breaks y abrumadores riffs.

Into the Void

Riffs enérgicos dan la apertura para un tema que nos lleva a través de emociones épicas. Lo que existe aquí es un sólido tema que apuesta por un Groove metal melódico. Sin duda, esas majestuosas guitarras ostentan una brutal epopeya sonora, que nos invita a sacudir la cabeza con toda la energía.

The Lion´s Share

La conclusión se presenta como el rugido de un león. Potentes riffs con un halo de death melódico lucen en soberbio esplendor. La voz se exhibe con matices excepcionales; pasajes contenidos conducen a poderosas explosiones. Todos los instrumentos se conjuntan para exponer una pieza contundente y definitiva.

En suma, Traces Of The Human Existence es un álbum muy disfrutable que conjunta viejos elementos con matices modernos para así ofrecer un material de gran calidad y memorable.

Miembros

Beni The Animal – Voz & Guitarras

Steve The Methaller – Voz & Bajo

Mart4Finger – Guitarras

Andyman – Batería

 

 

Tags from the story
, , ,
More from Jonatan A. González

Doom City: crónica de un obscuro ritual

El sábado 22 de febrero, tomé mi túnica; me sumergí en los...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.