CRÍTICA: DELIRIUM – RECOLECTOR DE ALMAS (2016)

Delirium - Recolector De Almas
Delirium - Recolector De Almas

Apenas ha pasado un mes desde que pudimos ver a Delirium en directo cuando fueron los teloneros de ADE en Cartagena, de hecho podéis echarle un vistazo a la crónica aquí. Recuerdo todavía quedarme a cuadros cuando me comentaron que en la práctica era su primer concierto.

Un mes en el que han pasado muchas cosas para Delirium, ya que poco después también tocaron en el I Mula Metal Fest, y hace una semana aproximadamente han sacado a la calle su disco de debut, Recolector De Almas.

Decía antes que me sorprendió saber que Delirium es una banda reciente. Lo que ví y escuché en su concierto era propio de grupos con bastante rodaje, especialmente su música. Hacen un death metal melódico que ya quisiera tocar con esa calidad más de un grupo medianamente establecido. La verdad es que aún me pregunto cómo han conseguido en tan poco tiempo un repertorio de canciones tan memorables y sonar de una forma tan compacta.

Para más inri, Recolector De Almas lo han producido ellos mismos. Y suena como un auténtico trueno. Una suerte disfrutar así de los temas, ya que en su concierto no tuvieron suerte con el sonido.

Nada más empezar el disco ya te pegan la patada en la boca con la contundencia de El Cazador, y sus riffs de quitarse el sombrero, me encantan los del cambio de ritmo del principio. Día A Día suena algo más moderna que la anterior, algo que en absoluto es malo ya que le aporta variedad al disco. En Oscuridad vuelven a apretarnos las tuercas a ritmo de tresillos y es en uno de los temas donde Antonio se luce con un par de tremendos gritos guturales en una parte con breakdowns.

Sin tiempo a respirar, vuelven a atacar con Esclavos Del Terror, dando Delirium de nuevo una lección de cómo se debe tocar death metal melódico. A continuación la siniestra y oscura Realidad. Esos punteos rockeros ocasionales quedan de lujo, aportando frescura. Esperanza seguramente sea el himno que Delirium debería tocar en todos sus conciertos, por su rollo At The Gates y sus coros.

De las tres últimas que cierran Recolector De Almas, Lágrimas, Infección y Estigmas, me ha gustado especialmente esta última. Me ha recordado un poco a Nightrage, y esto es bueno, ya que es un de mis grupos preferidos del género. Estigmas consigue ser una brutalidad de canción, muy pesada, y de esto los principales culpables son Salva y Patxi, bajo y batería respectivamente.

Se me dibuja una sonrisa en la boca cuando escucho la música de Delirium. Mierda, es increible que hayan sacado algo así como disco de debut. Con Recolector De Almas han demostrado de sobra que son músicos de categoría. No lo podéis dejar pasar.

Y ahora es cuando me mojo. Jesús, Samuel, ¿de dónde habéis sacado semejante repertorio de riffs infecciosos? De verdad que todavía lo estoy flipando.

Tags from the story
,
Written By
More from Vermiis

CRÍTICA: ABORTED – RETROGORE (2016)

Retrogore es el ya noveno disco de los belgas Aborted. Tras unos...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.