CRÍTICA: KISS – KISS (1974)

Soy literalmente fanática de KISS, les he visto en dos ocasiones en concierto, y son realmente INCREÍBLES. Como capricho del destino hoy me he topado con este disco que hacía años que no escuchaba. Un disco curioso tras la referencia que se suele de tener de los de Nueva York. Su primer trabajo, con el que la banda debutaba en 1974. El debut de la banda en plena década de los 70, donde unos tipos enmascarados y con plataformas hiciesen su parada para quedarse al más puro rock’n’roll dejando claro que no se iban a ir. Un año en el que estos Drag Queen venían desde el infierno. La sociedad no parecía estar preparada para que un grupo como KISS con una completa estética, esa puesta en escena, la concepción del rock, esa voz que no dejaba a nadie indiferente, y como no puede ser menos, esa actitud lasciva y agresiva de la mano de GENE SIMMONS.

Con un riff inocente y con personalidad abrimos STRUTTER donde descubrimos la voz de Paul Stanley, haciendo un corte interesante. Un disco que abre perfecto para dejarnos claro que todo lo va a venir tras este primer corte no va a dejarnos a nadie indiferente. Con buen sabor de boca recibimos al segundo corte del disco NOTHIN’ TO LOSE debut de KISS, dueto de la mano de Gene Simmons y Peter Criss donde daban a conocer su visión del rock a la voz. FIREHOUSE es el tercer corte, donde Paul Stanley vuelve a coger el micrófono de la calma clásica resultona. COLD GIN nos adentra ante la voz de Gene Simmons esa pelea de gallos personal de la lengua eterna adentrándose en la pesadez de las guitarras agresivas. LET ME KNOW de la mano de Gene y Paul con la increíble despedida instrumental perdiéndose entre punteos lejanos. Como amante de un bajo que me deje descifrar con soltura y personalidad nos adentramos a los golpes de Gene bombeando con KISSIN’TIME un corte con coros dando paso a las voces en un mismo conjunto. De entre las tinieblas llegamos a DEUDE llamando al caos y a Gene Simmons, el componente más siniestro de la banda. Un bajista diabólico presenciando estribillos y solos a borbotones. Cargando de grandes momentos y millones de revoluciones instrumentales nos sorprendemos con LOVE THEME FROM KISS Y 100.000 years con grandes esencias de blues y puro rock’n’roll. Cerramos este primer disco de los grandes KISS con BLACK DIAMOND con Paul realmente prestigioso a la voz, acompañado para estallar de un corte increíble con también a la voz a Peter dando un término perfecto de matices melódicos con la aspereza y brutalidad de Gene desgarrando con giros impactantes.

CONCLUSIÓN

En ocasiones no se puede ser totalmente imparcial, especialmente cuando se habla de unas de las bandas más cañeras dentro de su género como son KISS y si además le sumamos que es mi banda, es esa banda a la que tengo que ver si o si en concierto, marcando siempre un antes y un después a ritmo de glam. KISS se despide de un primer disco cargado de energía dejando claro que lo que hacían era para quedarse y así ido, fuego puro. Un clásico que merece estar siempre en la lista de favoritos. El mejor disco de su primera década donde marcaban la diferencia.

Tags from the story
More from Metal Obscura

DREAM OF SINS BUSCAN BAJISTA Y GUITARRISTA

La banda castellonense DREAM OF SINS se encuentran buscando bajista y guitarrista...
Read More

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.