Crítica: Películas – El Hoyo (2019) Netflix

Sinopsis

En una cárcel de muchos pisos, la comida baja en una losa. Los presos de más arriba comen en abundancia, pero a los de abajo apenas les llega. Una rebelión es inminente.

Dos personas por nivel. Un número desconocido de niveles. Una plataforma con comida para todos ellos. ¿Eres de los que piensan demasiado cuando están arriba? ¿O de los que no tienen agallas cuando están abajo? Si lo descubres demasiado tarde, no saldrás vivo de El Hoyo.

Ficha Técnica
Título: El Hoyo
Año: 2019
Duración: 94 minutos
Dirección: Galder Gaztelu-Urrutia
Guión: David Desola, Pedro Rivero
Música: Aránzazu Calleja
Fotografía: Jon D. Domínguez
Reparto: Ivan Massagué, Zorion Eguileor, Antonia San Juan, Emilio Buale, Alexandra Masangkay, Eric Goode, Algis Arlauskas, Miriam Martín, Óscar Oliver
Productora: Basque Films, Mr Miyagi Films, Televisión Española (TVE), ETB, Zentropa International Spain, Eusko Jaurlaritza, ICAA, Consejería de Cultura del Gobierno Vasco, Instituto de Crédito Oficial
Género: Ciencia ficción. Thriller, Distopía. Supervivencia. Gore
Premios: 2019: Premios Goya: Mejores efectos especiales. 3 nominaciones
2019: Festival de Toronto: Sección Locura de medianoche: Premio del público
2019: Sitges Film Festival: Mejor película, Dir. novel, FX y Premio del Público
2019: Premios Feroz: 6 nominaciones, incluyendo mejor película y director
2019: Premios Gaudí: Mejores efectos visuales. 3 nominaciones

Tráiler oficial 

Crítica

Me flipan los thrillers psicológicos, de hecho, en ocasiones poner a limite a las personas me lleva a sentir entre otras cosas una subida de ego infrahumano, por la sencilla razón de saber hasta donde se puede llegar con simplemente unas palabras que la mayoría de las veces se sacan de contexto, pero ver a las personas salirse de sus casillas es un síntoma del que no se aprende nunca.

El hoyo fue una triunfadora en el Festival de Sitges donde ganó cuatro permios convirtiéndose en la ópera prima de Galder Gaztelu-Urrutia.

El Hoyo nos mete de lleno en un futuro distópico en el que las personas se dividen por parejas y en distintos niveles. Una patada en la boca para descifrar el mundo actual entre ricos y pobres, pobres y ricos.

Los principios de cada persona suelen ser dispares, pero siempre coincidimos en lo más perturbador y olvidadizo de los sentidos más macabros. Siempre olvidamos la solidaridad con las personas. Aquí tenemos descrito el primero yo y luego yo.

La gente entra en un edificio de reacondicionamiento en el que una plataforma pasa planta por planta para que las dos personas que se encuentra en cada una de ellas, puedan comer.

Es muy flipante el principio en el que vemos a Zorion Eguileor dentro de su personaje Trimagasi. Ese comiendo es único, con el que la película te engancha sin precedentes llevándote al final de la trama en todo momento con una intriga impresionante, para dejarte con ganas de más.

Así nos lo cuenta Trimagasi no sin antes disfrutar de la música de fondo mientras el maitre pasa por cada sección degustando los olores de la comida. “Hay tres clases de personas. Los de arriba, los de abajo, los que caen”.

Damos paso al momento en el que abre el ojo, no me digáis que no es una escena espectacular, es única y me arriesgo a decir que irrepetible. Para continuar con esa forma de despertarse después de estar dormido. Para continuar con Trimagasi y entrando en conversación con Iván Massagué dentro de su personaje Goreng. Ese “Obvio” lo que les sobre a los de arriba es de igual forma único. Prácticamente cada frase se acompaña con un “Obvio”.

La primera vez que baja la plataforma, tenemos a Trimagasi esperando la plataforma arrodillado y a Goreng impactante de pie.

Está película nos lleva a ver lo complicadas que somos las personas y con ello, nos topamos con una película de diez y con ella termino una reseña que me ha encantado hacer. Obvio. 

More from Tycia Deviouse

Jaime Lorente legendario militar español en El Cid

A quienes nos gusta la historia, la descubrimos en todas y cada...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.