Brutalidad, Herejía, Destrucción y Fiesta en la cuarta edición del México Metal Fest

El festival regio México Metal Fest, cumplió su cuarta edición con un cartel brutal. Grandes leyendas de las diferentes líneas del metal, se reunieron el pasado 30 de noviembre en la Explanada de los Sultanes ante más de 25 mil almas metaleras.

Los diferentes puntos de llegada al estadio de béisbol daban la bienvenida a los metalheads de distintas partes del país. Incluso algunos extranjeros del viejo continente vibraron, celebraron y se destrozaron durante más de 14 horas de continua brutalidad.

Ante los 35 grados de calor, un avistamiento de insolación en el recinto y un poco de desabastecimiento del líquido vital, no fueron impedimento para reventar con esta fiesta del metal extremo.

Las agrupaciones nacionales Introtyl, Folkriegh Techcatl, Dios Perro, Cerberus, Voltax y Mortuary, fueron de las pocas que pudimos observar debido a que no había pausa de los escenarios principales al alterno (Trve Stage).

Dentro del Trve Stage, Folkriegh Techcatl (con una vestimenta ad hoc) nos remontó a un mundo nórdico. A esta presentación, prosiguió la destrucción de las féminas Introtyl, que con su vocalista Kary Ramos ofrecieron un set brutal dentro de este escenario.

Voltax y Cerberus dieron el toque de Heavy Metal Mexicano con una fidelidad de los asistentes que respondieron a este llamado nacional. Inmediatamente pasarían los actos Latinoamericanos con el festín de máscaras de los colombianos del Grind, Cuentos de los Hermanos Grind, los rituales sangrientos y growls de Thy Antichrist, para finalmente cerrar con un baile de cerveza brindado por Lèpoka y el Thrash Death demoledor de los brasileños Torture Squad con la belleza de su vocalista Mayara Puertas.

Mientras tanto los escenarios principales dieron inicio sus actividades con Pactum, Dios Perro y la banda de casa Mortuary, quienes desataron todo su poder sobre el tablón aprovechando la localía con su gente.

Seguiría el turno de las agrupaciones internacionales y Gigan ejecutó su poderoso Death espacial, en donde los asistentes mateaban con orgullo y las cornutas se alzaron imponentes ante los oriundos de Chicago. Prosiguió la juventud con los chicos de Skull Fist, quienes se lucieron con su veloz Speed Heavy Metal, al finalizar el evento se avistaron entre el público conviviendo con sus fans.

El sol golpeaba fuerte a Monterrey y los originarios de Portland, UADA, salieron encapuchados para llenar de atmósferas oscuras y blasfemias con su segundo material “Cult of Dying Sun”. Vale la pena seguir el andar de estos muchachos. El evento continuó con el Thrash Metal de los norteamericanos Havok quienes provocaron un buen slam entre las dos áreas (general y preferente) con sus hits Hang em High, DOA, Time is Up.

La tarde se presentó con la exhibición de los mejores exponentes del Death Metal:

Deicide, Unleashed y Six Feet Under, quienes se ganaron el beneplácito de los asistentes al portar la camiseta del equipo de Béisbol Sultanes de Monterrey. Tres actos gloriosos que consagraron al festival como la mejor fiesta de metal extremo, desde las pesados riffs y voz aguardientosa de Glen Benton, hasta las historias escandinavas con una densidad potente al doble bombo con los suecos de Unleashed.

Mientras la cerveza se consumía a cada agrupación que se presentaba, la convivencia con las bandas, camaradería y nuevas relaciones se presentaron en la Explanada de los Sultanes, solamente podemos mencionar un detalle que no fue tanto factor dentro del festival pero que si nos sorprendió. El sonido tan perfecto y claro que apreciamos en la pasada edición, esta vez presento algunos contratiempos dentro del MX Stage.

Regresamos de nueva cuenta al pasaje de guerreros, espadas y dragones con los suecos Hammerfall, los liderados por Joacim Cans y las guitarras de Oscar Dronjak, se mostraron sorprendidos por el recibimiento y elogió de la comunidad mexicana y rápidamente mostraron su vigencia y hegemonía dentro del Heavy Power ofreciéndonos un set de antología.

Cortes como Renegade, Hector’s Hymn, The Dragon Lies Bleeding, Last Man Standing fueron aclamadas y coreadas por los presentes. Para finalmente cerrar este gran acto con 3 potentes temas Hammer High, su nuevo tema (We Make) Sweden Rock y finalmente Hearts On Fire.

El festival prosiguió con otra leyenda del Death, postrado en su silla de ruedas tomó el micrófono y comenzó su brutalidad gutural, nos estamos refiriendo al maestro Jeff Becerra de Possessed. Un acto tan sorprendente dentro del México Metal Fest. Becerra impuso respeto de todos los congregados que alzaron las cornutas en señal de agradecimiento. Su set fue prácticamente una metralla de éxitos y parte de su reciente material “Revelations of Oblivion.”

Al término de su presentación dio paso a los veteranos Dark Angel, quienes se adueñaron del MF Stage al interpretar parte de su material Darkness Descends y Leave Scars. El batería, Gene Hoglan, se mostró alegre en el doble bombo, atacando con toda su furia y sacudiendo el México Metal Fest por varias ocasiones.

El platillo principal, por el que la comunidad entera se reunía para presenciar su acto hereje y con una enseñanza de cómo se hace un buen Black Metal, se alzó al plantarse en el escenario Emperor ante sus seguidores. Esta agrupación no necesitó de Corpse Paint ni de un ritual previo, el cual la mayoría de las bandas de esta índole efectúan.

La sola presencia del frontman, Ihsahn, acaparó los reflectores en la penumbra de Monterrey. Las luces ensombrecidas, reflejaban los estandartes que se postraban a los lados. La atmósfera que propagaron los músicos fue tan magnífica, que uno de los familiares del vocal participo en los teclados combinando de forma abrupta el poderío noruego.

El set mayoritario de los veteranos elegantes se acentuó con su producción “Anthems to the Welking at Dusk”, sin olvidar los cánticos más sublimes y oscuros como I Am The Black Wizards, Curse You all Men! y su himno demoníaco Inno a Satana

El vocalista se notó demasiado animado y agradeció a los asistentes el memorable momento que se presenciaba después de 20 años de no pisar suelo mexicano. Al finalizar su acto adelantaron que estarán nuevamente en México, esta vez en la capital mexicana para el 22 de mayo.

Al término de la presentación de Emperor, un video se proyectaba en las pantallas anunciando la quinta edición del festival metalero con cuatro agrupaciones de alto impacto para la comunidad trve: Sodom, Tankard, TotalDeath y Mayhem y los connacionales Intoxxicated y Oversteeel.

Finalmente, el festín culminó con Dying Fetus y la despedida de los norteamericanos Nuclear Assault con su emotivo frontman John Connelly. Mismo, que al finalizar la entrega de plumillas dio un mal paso y descendió al suelo. Afortunadamente no pasó a mayores y con esto quedó clausurada la cuarta edición del festival extremo.

Un cierre perfecto para la temporada decembrina y trabajar para la nueva edición que ha comenzado a formar su camino, este festival es sin duda una parada obligatoria para todo metalhead.

Agradecemos a Cacique Entertainment por las facilidades otorgadas para la cobertura del evento.

Fotos por Alejandra Rodríguez y Enigma Machine 

More from Enigma Machine

The Dirt, el mundo de excesos de Mötley Crüe

Finalmente la proyección cinematográfica The Dirt, vio la luz el pasado 22...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.