Relato apocalíptico “Ocho minutos” de Dolo Espinosa

Obscuros saludos. Aunque todavía con algún problemilla técnico, seguimos con brío nuestra catastrofista convocatoria. Para hoy contamos con la estimable creación de la escritora Dolores Espinosa y su fugaz visión de los últimos ocho minutos de existencia….solar.

Y para tan “sosegado” relato, nada mejor que un temazo sludge/doom, titulado -cómo no- A Dying Sun, de los españoles NAHRAYAN e incluido en su EP “The End” (2007). Subid el volumen y ¡A leer se ha dicho!

 https://www.youtube.com/watch?v=KVrV9hvLrYo

 

 

 

Ocho Minutos

de Dolo Espinosa

 

 

Ocho minutos, ese es todo el tiempo que le queda al planeta. Ocho cortos, ridículos y escasos minutos. Lo acaba de decir el noticiario. Arnie mira la pantalla, boquiabierto. «No puede ser», piensa, «es absurdo». Corre a cotejarlo con otras fuentes y gasta un minuto del resto de su vida en confirmar que, efectivamente, el sol ha colapsado y que la humanidad está condenada. Podrían haber informado ayer, o hace una semana, pero han preferido hacerlo en el último momento, quizás para ahorrar a la humanidad horas de terror y angustia.

Siete minutos, ese es todo el tiempo que le queda al planeta y, por tanto, a Arnie, que pierde sesenta preciosos segundos en hiperventilar y otros sesenta más en controlar el pánico que empieza a arrollar su cordura.

Cinco minutos, ese es todo el tiempo que le queda a Arnie para disfrutar del planeta que le vio nacer. Dos de ellos se van en contactar con su familia y despedirse, entre suspiros y lágrimas, de sus padres.

Tres minutos, ese es todo el tiempo que resta para que todas las especies vivas de la tierra desaparezcan sin remisión. Arnie pierde un minuto observando por la ventana a sus conciudadanos correr, gritar y llorar histéricamente y se pregunta si él no debería estar haciendo lo mismo. Sin duda sería una forma entretenida de pasar el poco tiempo que le queda, pero Arnie nunca ha sido persona de montar espectáculos dramáticos de ese calibre y no va a empezar ahora que le queda tan poca vida.

Dos minutos, ese es todo el tiempo que queda para llegar al fin de la historia. Arnie gasta sesenta de sus escasos segundos en preparar su cóctel favorito, coger una silla y sentarse en la terraza.

Un minuto, ese es todo el tiempo que queda antes de que Arnie muera y lo pasa contemplando la ciudad y el cielo, paladeando su cóctel, saboreando cada inhalación de aire y percibiendo cada pequeño movimiento de su cuerpo.

El último segundo llega, Arnie deja escapar una única lágrima y muere pensando que, al menos, no muere solo.

Podríamos pensar en el refrán  “Mal de muchos consuelo de tontos” pero no vamos a ser hipócritas, a más de uno nos reconfortaría abandonar este mundo sabiendo que por ejemplo todos los políticos malhechores sufrirían el mismo trágico final que nos.

Volviendo a “modo benévolo”, felicitar a Dolo Espinosa y agradecer de nuevo su participación en la convocatoria.

Podéis encontrarla y conocerla mejor en:

Blogs:

http://testamentodemiercoles.blogspot.com/

http://cofrecuentos.blogspot.com/

Facebook:

https://www.facebook.com/loly.espinosa

 

Seguid enviando vuestros escritos al mail relatos@metalobscura.com. Como siempre inicuos, apocalípticos saludos.  Mucha fuerza y salud.

 

 

 

 

 

 

Written By
More from J.C.Ortega

DEVIN TOWNSEND: Gira 2019 “Empath Europe, Vol. I”

  DEVIN TOWNSEND el más hiperáctivo y multidisciplinar de los artistas del...
Read More

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.