CRÍTICA: SKELETONWITCH – THE APOTHIC GLOOM (2016)

El año pasado se armó algo de revuelo cuando Skeletonwitch despidió a su carismático vocalista Chance Garnette. Pilló a mucha gente de improviso teniendo además en cuenta que es el hermano mayor de uno de los guitarristas. El caso es que el propio Chance reconoció que tenía graves problemas de abuso de alcohol.

Para más inri, en ese momento Skeletonwitch se encontraban en plena gira europea, así que se vieron forzados a terminarla como un combo instrumental. Este año, después de probar a varios cantantes se quedaron con Adam Clemans (Wolvhammer) y sacaron un single en Marzo con la canción Well of Despair, incluida en este The Apothic Gloom.

La obligada pregunta que viene ahora es: ¿han ganado o perdido con el cambio? Pues realmente, a mi parecer, ambas cosas. Han perdido un frontman como pocos, que además dominaba a la perfección distintos registros vocales que hacían de Skeletonwitch un grupo especial. Por otro lado, entiendo que han ganado estabilidad en el grupo, que no es poco, y por el giro que han tomado en The Apothic Gloom, han ganado con las voces de Adam Clemans.

De hecho, seamos sinceros, Adam Clemans es algo unidimensional, pero lo que hace, lo hace bien. Este EP puede ser una muestra del futuro de Skeletonwitch, y ese futuro tiene el death metal melódico como autopista principal, con ocasionales toques thrash metal y black metal. El primer tema que abre The Apothic Gloom, llamado igual que el disco, es una clara muestra.

En realidad la primera canción es un temazo, igual que las otras tres que le siguen. Sólo que se desvía de lo que nos tenían acostumbrados, pero los cambios no tienen por qué ser malos. Las positivas melodías de The Apothic Gloom se os van a meter en la cabeza durante bastante tiempo. Será difícil que no mováis la cabeza al ritmo de la música.

El segundo corte, Well Of Despair, continúa la línea melódica death metalera, con ciertos toques thrash que sin ser rompedores, llegan en el momento justo que pide la canción. Siendo sincero es la que menos me ha sorprendido, aunque en el contexto del álbum me parece necesaria.

Black Waters tiene un aire épico con riffs a ratos en plan black metal y a otros ratos melódicos y divertidos de escuchar. El último tercio de la canción es absolutamente brillante, me encanta el trabajo que hace el bajista Evan Linger acompañando los punteos de los guitarristas

Completando el disco, el tema que más me ha gustado de todos, Red Death, White Light. La melodía principal es excelente, Skeletonwitch al completo sacan lo mejor de sí mismos. Es una canción aparentemente sencilla pero en la que se nota que hay muchísimo trabajo detrás. La más larga del grupo hasta el momento, sobrepasando los siete minutos y conteniendo un denso aire melancólico.

Skeletonwitch ha dejado claro su nuevo camino hacia la simplicidad dándole un mayor peso en las armonías y a la estructura de los temas. A veces en la sencillez está la elegancia, así en mi opinión Skeletonwitch se ha puesto un buen traje y corbata con The Apothic Gloom.

Puedes ahogar en alcohol tus penas, como Chance Garnette, pero te recomiendo mejor la sana opción de reservar lo antes posible tu camiseta de METAL OBSCURA.

Tags from the story
,
Written By
More from Vermiis

BLAST BEATS: DAN WILDING – REEK OF PUTREFACTION (CARCASS)

Con uno de mis grupos preferidos de siempre, CARCASS, le damos un...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.